Los días pasan más deprisa de lo que nos gustaría, cada día con su rutina y con su parte de sorpresa nos empuja a seguir con nuestra mejor ilusión en en este bonito proyecto.

Lo que era una novedad los primeros días ha dado paso a la complicidad de las personas con las que compartimos esta experiencia: niños del barrio, trabajadores y comunidad del colegio, compañeros de la Iglesia Diocesana, Hermanas Misioneras de la Caridad y muchos amigos que hemos ido haciendo durante estos  días. 

WhatsApp Image 2019-08-08 at 06.57.59.jpeg

Durante estas semanas nuestra labor se ha basado por ejemplo en la atención sanitaria por parte de nuestra voluntaria Sara que es enfermera; también la organización de competiciones deportivas, clases de inglés, matemáticas con la colaboración de voluntarios universitarios de la ciudad.

Todas estas actividades las estamos llevando a cabo con el fin de que estos niños aprendan valores como el del respeto en clase, la igualdad entre hombres y mujeres, el saber comportarse en diferentes lugares, el valor del esfuerzo, el cuidado del material, la generosidad...

WhatsApp Image 2019-08-08 at 09.11.20.jpeg
Pero sin ninguna duda lo más importante de estos días es lo que nosotros hemos aprendido de ellos: ¡vivir el día a día! La decisión personal de ser feliz con lo que te toca es algo que estamos viviendo en primera persona, y sin duda tomando nota de ello; es tan fácil como sonreír aunque no os entendáis, saludar aunque no os conozcáis y compartir aunque sea lo poco que tienes.

Información Adicional